Rabino está en la lucha por convertirse en el nuevo presidente de Israel

octubre 2, 2020

Yehudah Glick, está pensando seriamente tomar las riendas presidenciales del periodo 2021 – 2028 en Israel. Esto, al culminar la presidencia del actual mandatario, Reuven Rivlin, el cual acaba su gobierno en dicho año.

Esta noticia ha causado gran revuelo dentro de la comunidad israelí e internacional, debido a que, más allá de ser un cargo político, este puesto supone de una gran celebración religiosa después de las elecciones nacionales. Por lo que, en general, los postulados a presidentes son elegidos por los integrantes absolutos del Parlamento de Estado mediante votación unánime y sumamente secreta.

Es importante mencionar, que cualquier ciudadano que reside en la nación de Israel durante un largo periodo de tiempo, puede postularse sin ningún inconveniente a la presidencia de dicho país. Aunque, claramente debe ser una persona preparada y capaz de ayudar, liderar y mejorar la calidad de vida de los millones de habitantes que buscan una formación estable llena de paz.

Yehudah Glick, día tras día es acusado de ser un extremista religioso que solo busca mejorar e incrementar sus intereses. Sin embargo, según el noticiero ‘Israel365 News’, este señor quiere abogar por las distintas religiones que existen en el pueblo de Israel, ya sean cristianos, musulmanes, judíos, católicos u otros. Agregando “Glick solo desea que todos tengan los mismos derechos y se cataloga como fiel activista ante la construcción del Tercer Templo”.

Por otro lado, en el 2014, Yehudah sufrió un atentado que casi acaba con su vida. Todo ocurrió cuando un motorizado según mandado por la organización, Jihad Islámica, se aproximaba a donde se encontraba y efectuó cuatro disparos. Ante esto, muchos de sus fieles seguidores se preocuparon por el estado de su salud y pensaban lo peor, pero al pasar los días, Glick se encontraba sano y salvo.

Glick fue galardonado en el año 2015 con el Premio ‘Moskowitz’, el cual es un sionismo por la constancia y el esfuerzo que le ha dedicado a lucha por la libertad religiosa en el Monte del Templo de Jerusalén y por los derechos humanos sin importar su religión.