Saltar al contenido

Piden a Israel que no se anexe la tierra de Cisjordania

mayo 17, 2020

Ante el plan del nuevo Gobierno de unidad nacional de Israel de anexar la tierra de Cisjordania, los líeres de las Iglesias de Jerusalen , piden con una sola voz que esto no se haga.

Según las Iglesias cristianas esta acción traería consecuencias graves ante una supuesta resolución pacífica del conflicto entre israelíes y palestinos.

Patriarcas y autoridades de las Iglesias consignaron un documento a fin de evidenciar su más [porfuna preocupación ante ese hecho, que se planifica que suceda en el mes de julio y que va a constituir la tercera anexión que se ejecuta desde la de Jerusalen Este, en el año  1980 y los Altos de Golan, en el año  1981.

El documento que los Patriarcas y autoridades de las Iglesias cristianas consignaron tiene también como fin también solicitar a Norteamerica, Rusia, la Union Europea,  y a las naciones Unidas que propongan una iniciativa que permita la resolución del conflicto inserta dentro de la Ley Internacional y las diferentes resoluciones a nivel internacional.

El plan liderizado por Benjamin Netanyahu y que cuenta con el respaldo del Presidente de Estados Unidos Donald Trump, no es el agrado de los líderes cristianos , este plan consite en la anexión de los asentamientos judíos de Cisjorania.

Para ello el Likud, presento un proyecto de ley que pondrá en marcha este plan, lo cual había sido una pormesa electoral  de Benjamin Netanyahu y que cuenta con apoyo suficiente e la cámara para su aprobación.

 

Embajadores de varios países no aprueban esta medida

 

No obstante los embajadores de Reino Unido, Bélgica, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Países bajos, España, Suecia y Unión Europea están en desacuerdo con esta medida.

Esta medida constituye una agresión a la solución en la que ha estado trabajando la comunidad internacional.

No obstante, el plan liderizado por Benjamin Netanyahu cuenta con el respaldo de Estados Unidos, quien desde su nombramiento como Presidente ha colaborado con la política de Benjamin Netanyahu, ya que Estados Unidos no considera ilegal a más e 600.000 colonos que viven entre casi tres millones de palestinos entre Cisjordania y Jerusalén Este.