Muere Pastor que se negó a cerrar su Iglesia por el coronavirus

abril 15, 2020

Gerald Glenn, un Pastor evangélico que no dejó de congregar a sus fieles a pesar de la cuarentena, había manifestado que continuaría predicando a menos que estuviera en “prisión o en un hospital, falleció a causa del corona virus.

La muerte el Pastor Gerald Glenn se produjo semanas después de que mantuviera abierta su Iglesia evangélica New Deliverance en Richmond, Virginia, e incluso alcanzó a realizar un servicio el pasado 22 de marzo desacatando las medidas de aislamiento social que en la actualidad rige en Estados Unidos.

Gerald Glenn, dijo que creía firmemente que Dios era más grande que el virus y que se enorgullecía de ser “controvertido “por violar los protocolos de seguridad y convocar a sus feligreses a unirse en oración contra la pandemia.

Dios es más grande que este virus que tanto asusta

El Pastor Gerald Glenn  dijo:” Creo firmemente que Dios es más grande que este virus que tanto asusta”. “la gente de mi Iglesia está sana”.

El Pastor Gerald Glenn  también afirmo que su labor estaba dentro de la categoría de “trabajo esencial”, porque era un predicador y hablaba con Dios para ayudar a las personas en éste momento de dificultad.

No obstante murió el pasado sábado, apenas una semana después de resultar positivo para COVID-19, su esposa también se encuentra enferma.

La hija del Pastor Gerald Glenn, Mar-Gerie Crawley explicó que su padre inicialmente descartó estar infectado del virus porque sufría de diverticulitis, una enfermedad gastrointestinal que causa inflamación de los intestinos, y las fiebres muy intensas también son síntomas de este padecimiento.

Sin embargo unos días después el Pastor también presentó dificultades para respirar y tras realizarse la prueba, se detectó que sufría de COVID-1.

Después de la muerte del Pastor Gerald Glenn, Mar-Gerie Crawley le pidió a la población que entendiera la gravedad de esta pandemia, porque no es la enfermedad de algunas personas sino de toda la humanidad.

Tras morir el pastor, la Iglesia envió un mensaje aceptando las graves consecuencias del COVID-19. “mientras los vecinos lloran la devastadora ausencia terrenal del Pastor familiar y padre espiritual, también tienen miembros de la familia que luchan por sobrevivir a esta aterradora pandemia