Organizaciones cristianas en la India han quedado sin recibir ayuda humanitaria

septiembre 14, 2020

Durante los últimos años, el gobierno hindú ha afianzado su mano dura contra los hermanos cristianos en la India. Tanto así, que recientemente le han cancelado la licencia que les permitía recibir la ayuda internacional que gestionaban algunas organizaciones cristianas para solventar los estados de pobreza. Así mismo, para sobrellevar la carga de vivir en un país donde el cristianismo está mal visto y perseguido por este régimen.

Dada esta injusta percusión y restricciones del gobierno indio contra la comunidad cristiana de dicho país, varias organizaciones no podrán esparcir las palabras de Dios en sus respectivos misterios. Entre ellas, están las siguientes asociaciones: ‘Northern Evangelical Lutheran Church’, ‘New Life Fellowship Association’ y la ‘Ecreosoculis North Western Gossner Evangelical’.

Aunque, las anteriormente mencionadas no son las únicas sociedades creyentes de Dios que le han revocado la licencia. También, hay otras como la ‘DonBosco Tribal Development Society’ y la ‘Rajnandgaon Leprosy Hospital’. Las cuales, se dedicaban a brindarle ayudas medicas a los más necesitados de la comunidad cristiana en diferentes regiones. Todas estas, bajo la organización del presidente de la Federación Norteamericana de Organizaciones Cristianas Indio Americanas, John Prabhudoss. 

Dicho dirigente de estos hospitales, manifestó para el periódico ‘Christian Post” las siguientes afirmaciones “Las acciones que está tomando el gobierno hindú contra las instalaciones cristianas, son solo motivos de un chantaje entre partidos políticos que quieren recibir comisiones por estas ayudas internacionales para el pueblo cristiano.”

A lo que agregó “Durante este descarado movimiento contra los cristianos, entran instituciones y personas intermediarias para ofrecer soluciones, pero en realidad, solo están para establecer un precio entre los partidos afiliados al hindú BJP.”

Por otro lado, muchos líderes del cristianismo en el estado indio han alegado que, desde la llegada del primer ministro, Narendra Modi, al poder en el año 2014, se han enumerado más de 11.000 asociaciones cristianas que han perdido sus licencias para recibir los fondos que les brindan la comunidad internacional. Razón por la cual, millones de creyentes rechazan cualquier acción que realice dicho funcionario del gobierno hindú y siguen en la lucha de pedir una intervención desde el exterior para recibir ayuda.