Oración en el Capitolio mientras se desato la violencia

enero 18, 2021

La Congresista Lisa Blunt Rochester, del Partido Demócrata por Delaware, fue captada en video orando durante la violencia que se apodero en el Capitolio de Estados Unidos por parte de un grupo de alborotadores.

Como se conoce el 6 de enero de este año algunos  partidarios del actual Presidente  Donald Trump tomaron el Capitolio por la fuerza, presuntamente alentados por él mismo Trump e interrumpiendo la certificación de la victoria electoral del Presidente electo Joe Biden.

Ante esa violencia los políticos presentes en el Capitolio se refugiaban  y en medio de ese gran  disturbio la Congresista Lisa Blunt Rochester, se refugió en la acción poderosa de la oración ante la violencia que impregnaba a la multitud en ese momento.

Esta Congresista se acurruco junto a los otros políticos que la rodeaban y  eligió sin ninguna muestra cobardía, dirigir una bella oración llena de fe.

Su clamor podía escucharse en toda la cámara, muy por encima del caos y los gritos de todas las personas.

Una Oración llena de fe dirigida a Dios Padre

La Oración clamaba al Padre Dios, todopoderoso, y decía “sabemos que todas las cosas trabajan juntas por el bien, por eso confiamos en ti en este momento en el nombre de Jesús, que tienes esto bajo tu control”.

La Congresista clamaba por una curación, en este momento y en el nombre de Jesús, pedía protección  para los que estaban tratando de protegerlos, protección para los hermanos y hermanas de ese Congreso que sirven  a América.

También dirigió una oración de alabanza, decía ¡Te alabamos! ¡Te damos todo el honor y la gloria porque eres poderoso!, También señalo que le daba gracias a Dios en ese mismo momento, al finalizar su oración.

Posteriormente la violencia se detuvo, pero esta acción reporto varios muertos  y muchos heridos. No obstante la valentía de esta alta funcionaria del Congreso y su oración llena de fe dirigida a Dios, y la confianza que puso en Dios fue de gran emoción, pero por sobre todo observaron que dicha oración con fe había sido respondida.