Saltar al contenido

La suspensión del Congreso Unlimited 2020 fue una decisión propia de los organizadores

junio 5, 2020

Según manifiesta a Europa Press, el representante de  comunicación de  la Federación Evangélica de España (FEREDE) Jorge Fernández,  fueron los evangélicos de España  quienes suspendieron el  Congreso Unlimited 2020, el cual reuniría en Madrid aproximadamente unas ocho mil personas, que provenían de diferentes países alrededor del mundo,  lo cual iba a efectuarse entre el 18 y 21 de marzo en la ciudad de Madrid.

Jorge Fernández manifiesta que lamenta que se esté utilizando la no realización de dicho evento para señalar los errores de otras personas.

Cuenta que los representantes evangélicos acudieron a un encuentro con el Ministro de Sanidad Salvador Illa y el Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, la cual tuvo lugar el 5 de marzo y otra efectuada el 6 de marzo del presente año.

 

Se recomendó la suspensión del evento por los riesgos de reunir una multitud

 

Explica Jorge Fernández que se le realizó una recomendación de suspender este evento motivado a los riesgos que representar reunir una multitud de personas en un espacio cerrado.

Según Fernández,  en esa primera reunión efectuada el 5 de marzo se entendió que dicho evento sería imposible realizarlo,  por lo cual se propuso una reunión posterior el 6 de marzo,  invitando al Presidente de la Federación de Asambleas de Dios de España, Juan Pablo Escobar, que es quien se encargaba de la coordinación del evento.

Por lo tanto, Juan Pablo Escobar el 7 de marzo señalaba a la Actualidad Evangélica la decisión tomada que implicaba suspender el Congreso Mundial UNLIMITED 2020 desde el Consejo Ejecutivo de FADE y de la Organización del Congreso, lo cual fue una respuesta que demuestra responsabilidad ante estos momentos cruciales que exige la mayor colaboración de todos.

De esta manera, y tomando en cuenta los problemas que conlleva la suspensión del Congreso,  a solo quince días de celebrarse, se aseguró de manifestar que desde Sanidad fueron convencidos de que dicho evento constituía una situación de máximo riesgo, por lo que fue cancelado.

Así mismo, un coordinador del evento pidió a Sanidad un documento explicativo para que los colaboradores del congreso entendieran las razones que fueron consideradas para su suspensión.

No obstante los evangélicos han insistido en que el Ministerio de Sanidad  no les prohibió la celebración del congreso, y a suspensión fue una decisión tomada atendiendo a las recomendaciones del organismo sanitario, lo cual ha tenido un alto costo personal.

Sin embargo y sin entrar en polémicas FEREDE destaca que a pesar de la suspensión del congreso observaron que e l fin de semana posterior a la suspensión del mismo, se llevó a cabo la celebración del 8-M o el mitin de Vox.