El Gobierno Chino inspecciona y decomisa material cristiano de las Iglesias

agosto 19, 2020

Libros, álbumes de fotos, periódicos y literatura impresa por integrantes de  las Iglesias, son inspeccionadas por el gobierno chino, con el ánimo de inducir a los cristianos a abandonar su fe y sus creencias, y ejercer cualquier medida de presión que los obligue a callarlos.

En tanto, informa  BItter Winter, el régimen comunista chino inspecciona material impreso tales como: álbumes de fotos, libros, periódicos y cualquier tipo de literatura impresas por las Iglesias que utilizan esos medios,  esta acción tiene la finalidad de regular exhaustivamente los asuntos religiosos.

Entre otras medidas que se observan vienen de parte del gobierno chino,  es que para que las Iglesias puedan publicar un artículo deben contar con el permiso de las instituciones específicas que son las responsables de las organizaciones religiosas para poder proceder a su publicación, por otro lado la distribución está limitada hasta una cierta cantidad de personas.

 

Sólo son aceptables las Biblias publicadas por los Consejos Cristianos

 

Hace aproximadamente un mes, funcionarios del gobierno en el distrito de Zhanggong de Ganzhou,  procedieron a  inspeccionar los libros y todo material impreso de una Iglesia de la localidad e insistieron que sólo eran aceptables las biblias publicadas por los dos Consejos cristianos.

Inclusive los funcionarios del gobierno chino amenazan con cerrar las Iglesias al evidenciar  material impreso diferente. Así mismo, no es legal imprimir biblias que se pueden descargar en internet ya que, no están aprobadas en el país.

De la misma forma, el gobierno imperante en China está obligando a las Iglesias y hogares a sustituir cruces, símbolos religiosos e imágenes religiosas, por cuadros de los líderes comunista de China. En una provincia a principios de este año, fueron retiradas de las iglesias una cifra aproximada de 250 cruces.

Los miembros de las Iglesias perseguidas, aceptan cumplir con las medidas legales pero no es correcto las persecuciones, más si quienes se nieguen a cooperar  serán acusados de oponerse al gobierno comunista chino, todo esto es un problema de que se trata de una presión para que el cristiano niegue su fe.