Cruzadas evangelistas en Tanzania

diciembre 24, 2020

A través de la “Operación Decápolis”, el Ministerio  Cristo para las Naciones ha difundido el evangelio d Dios durante aproximadamente dos meses.

 En cada campana se reunió a miles de ciudadano rebasando las expectativas de sus organizadores. Por consiguiente, muchas ciudades como Arusha,  Kahama, Singida, Shinyanga y Tabora fueron escenario de7 días de  intensa campaña  evangelistas donde muchos asistentes recibieron a cristo por primera vez.

En los primeros días más de medio millón de personas  asistieron y de ese grupo aproximadamente 53.153 personas aceptaron a Jesús como su Señor y Salvador.

 

Muchos Milagros y liberación espirituales

En estas campañas también se vivieron muchos milagros  y libraciones espirituales sobre los pecados y numerosas adicciones.

Todos los mensajes de cada predicación fueron compartidos por diferentes blogs y en la cuenta d Twitter  del Ministerio  Cristo para las Naciones, tal información fue difundida por su líder Daniel Kolenda.

Estos eventos habían sido cambiados desde Kenia a Tanzania  ante la presencia  Covid 19, y se realizaron sólo una parte de los servicios que inicialmente se habían planificado.

Ante la dificultad de llevarlo a cabo por la pandemia, los organizadores  se trasladaron a Tanzania, no obstante este cambio tan repentino no permitió la realización de la campaña tal como estaba previamente  organizada.

A este evento de tal magnitud se les unieron muchísimas Iglesias cristianas de distintas denominaciones, sumándose al equipo de evangelización del Ministerio  Cristo para las Naciones.

Esta campaña de evangelización organizada por este Ministerio  producto de la unión de gran cantidad de Iglesias ha venido a constituirse como un bello regalo de navidad ya que una multitud ha aceptado a Jesús como su Señor y Salvador.

Ante tal magnitud del evento el evangelista Smith quien participó en esta campaña como predicador dijo que en el mismo momento en que tomo su vuelo a Tanzania, la emoción lo desbordo porque sintió la presencia del Señor y así siguió sintiendo por lo cual lo alababa y glorificaba. 

Allí estuvo presente la unión, la predicación, la fe, el convencimiento y la aceptación  de que Cristo es el único salvador y que es el camino.