Saltar al contenido

China: Quitan las cruces por ser “llamativas “y más altas que la bandera nacional

abril 18, 2020
china quita las cruces por ser llamativas

El gobierno de China ha continuado sus medidas contra el cristianismo, a pesar de estar bajo observación por el manejo  del brote de coronavirus.

En el mes de marzo, los funcionarios chinos retiraron múltiples cruces de las Iglesias de las provincias orientales de Jiangsu, Anhui y Shandong, argumentando que los símbolos religiosos no pueden estar  físicamente  “más altos” que la bandera nacional china.

Ese país sigue sufriendo una reacción violenta por la forma en que respondió a la crisis del coronavirus.

Una de las investigaciones de Associated Press encontró que el presidente Xi Jinping advirtió  al público seis días después de que altos funcionarios chinos determinaron que el país estaba enfrentando una pandemia, con Wuhan como epicentro, en ese momento millones de personas viajaban para la celebración del Año Nuevo Lunar.

 

“El gobierno durante la pandemia, derriba las cruces”.

 

Dijo un creyente local a Bitter Winter, una revista de libertad religiosa., lo siguiente: el gobierno no proporciona suficiente ayuda durante la pandemia, pero en su lugar derriba las cruces”.

La demolición de las cruces continúa la campaña de “santificación “del gobierno.

Los funcionarios del gobierno han señalado a los líderes de las iglesias que quitaron las cruces por ser demasiado “llamativas “y atraerían a la gente a las iglesias”.

En el mes de febrero de este año, funcionarios chinos  quitaron una cruz de una iglesia aprobada por el gobierno de Hexi, que había cancelado toas las reuniones debido al COVID-19.

El pastor Jian Zhhu, director del Instituto de China de la Universidad Cristiana Lincoln  Illinois, advierte que la persecución de China contra las iglesias caseras es la peor que ha visto en décadas, se pide a los vecinos que se espíen unos a otros y los profesores y estudiantes tienen que firmar declaraciones denunciando la fe.

Dice pastor Jian Zhhu, que ahora están tratando de eliminar el cristianismo de la vida pública”, “las cámaras están por todas partes para ver la iglesia y a los cristianos que van al servicio del domingos, las familias son amenazadas con no ir a la iglesia o serán castigados o sus familiares podrían tener problemas”.

“Este país continua persiguiendo a los cristianos y otras minorías religiosas”, señalaron los grupos de vigilancia.